Blog - Retail

Omnicanalidad: Análisis de datos cualitativos y cuantitativos

Escrito por Chantal Salom ·

¿Alguna vez has contado con tal cantidad de datos entre tus manos que no has sido capaz de aprovechar todo su potencial? ¿Sabrías decir en qué consiste el análisis de datos cualitativos y cualitativos que deben realizarse para una estrategia omnicanal?

Para poder dar respuesta a todas estas preguntas, es esencial primero ser capaces de entender el contexto en el que se encuentra actualmente el sector retail. A día de hoy, el 68% de los retailers planea abrir una mayor cantidad de establecimientos en 2019 que en 2018, pero estas nuevas tiendas físicas dependen de diferentes factores cuantitativos y cualitativos a la hora de alcanzar los objetivos planteados y llegar a ser exitosas. Además, entre estos factores, no hay que olvidar tampoco el papel que tiene el ecommerce en toda esta estrategia omnicanal.

La omnicanalidad en el ecosistema retail

El ecosistema retail ha cambiado radicalmente. Los que se benefician de esta ventaja competitiva ya no son simplemente los que tienen acceso a datos, sino los que saben cómo extraer el valor de esos datos y aplicarlo a sus estrategias. Si somos capaces de comprender y describir las opiniones y motivaciones (datos cualitativos) así como los datos más estructurados (cuantitativos) como por ejemplo el número de compras online y offline, ticket medio, tráfico peatonal, etc., la gestión de esta red omnicanal retail se convertirá en una realidad tangible.

La interacción de la oferta y la demanda como base para fijar los precios y estrategias, así como los factores que afectan al modelo de negocio de la empresa, es lo que define la dinámica de mercado de un área determinado, por lo que contar con los datos más específicos para entender el comportamiento en estas ubicaciones, así como conocer lo que ocurre en el marketplace y dentro de la tienda es esencial para estar más cerca de alcanzar una optimización de la red mucho más precisa, ya que estaremos en el sitio correcto, rodeados del público correcto y en el momento correcto. La tienda sigue siendo el punto neurálgico del comercio, el lugar donde confluyen consumidores y marcas, el espacio donde los grandes retailers siguen enamorando a sus clientes.

Pero… ¿a qué nos referimos con ser capaces de comprender y describir mejor a este target y ubicación?, ¿cómo podemos traducirlo en una realidad cuantitativa a la par que cualitativa? Déjate guiar en esta infografía por los tres escenarios en los que el consumidor está presente y el retailer es capaz de recabar datos para comprender su comportamiento y, de este modo, tomar decisiones estratégicas más efectivas:

Análisis de datos cualitativos y cuantitativos

¿A dónde conduce este análisis de datos cualitativos y cuantitativos?

Tras haber analizado estos tres escenarios, podemos sostener que el sector retail se encuentra en una encrucijada en el que el ecommerce, las dinámicas de mercado y la experiencia in-store no pueden dejarse al azar.

Alcanzar un equilibrio en la estrategia omnicanal es esencial para que cada soporte sea un apoyo y no un lastre. El consumidor cada vez está más digitalizado, consulta webs, ve los productos online mientras está en casa, camino del trabajo o con amigos. No siempre compra todo lo que ve, pero muchas veces esta buena experiencia online es la que le lleva a visitar la tienda física, ya sea para comprar algo que ha visto en el marketplace, recoger algo que ha comprado, o simplemente para interactuar con la marca.

Sin embargo, este intercambio también puede tener lugar en sentido inverso, del offline al online, ya que si se siente atraído por lo que ve y vive en la tienda física, se volverá más activo frecuentando el ecommerce e interactuando con él. Por tanto, la tienda física ya no es simplemente un establecimiento al uso, ahora se ha convertido en un punto de encuentro entre el ecosistema online y offline en el que se vive una experiencia.

Entender las motivaciones que llevan a las personas a comprar artículos en ciertas áreas a través del análisis de datos, así como hacer uso de estas técnicas cuantitativas y cualitativas en las que importa tanto el por qué como el cuánto, nos permite asentarnos en ubicaciones estratégicas en las que la visibilidad, el tráfico peatonal y el público del área están alineados con la propuesta de valor de la marca.

Por tanto, podemos afirmar que el desglose de los datos a través del análisis cuantitativo y cualitativo es la única manera de comprender realmente qué es lo que impulsa el comportamiento de los consumidores en áreas específicas. Esto es lo que nos permite saber no sólo cuánto compran los consumidores, sino también por qué compran esos artículos en los diferentes puntos de venta. Los retailers necesitan empezar a «conectar los puntos» partiendo por «conectar los datos», lo que se traduce en tener en cuenta lo que está ocurriendo dentro de la tienda, fuera de la tienda y en el entorno digital. Solo entonces, las marcas retail podrán tomar el control total de su red de tiendas, asegurando que cada ubicación está desarrollando todo su potencial dentro del espectro del comercio omnicanal.

¿Llevas a cabo todas estas acciones de análisis de datos en tu empresa retail? Si no es así, ¿a qué estás esperando? No te quedes atrás, el futuro retail está más cerca que nunca.


Si quieres aprender más de las tendencias que marcarán el futuro del sector retail, descarga el informe El Futuro del Retail Intelligence 2019:

Descarga el informe

¡Sé el primero en enterarte! Accede a tendencias del sector, estudios de mercado y entrevistas con expertos del sector en nuestra newsletter mensual.

¡Gracias!

Te acabamos de enviar la confirmación de tu registro al email que nos has facilitado.

Leave a comment

Artículos relacionados

Si este artículo te gustó, compártelo con tus compañeros y descubre los artículos siguientes.

Ver todos los artículos Retail